Newsletter subscribe

Biología

Hidra (Hidra viridis): animal eternamente joven

Hidra viridis todo lo puede
Posted: 17 septiembre, 2014 a las 3:32 pm   /   by   /   comments (0)

Su aspecto es el de un saco alargado, de tan sólo unos milímetros de longitud, y coloreado en tonos verdes debido a la presencia de algas microscópicas en simbiosis con el animal. En la parte basal lleva un disco con el que se fija al sustrato mediante la secreción de sustancias adherentes y en el extremo opuesto se sitúa la boca rodeada de entre seis y diez tentáculos largos y urticantes. Alrededor de la base de la boca se producen constantemente nuevas células, a la vez que se van destruyendo las más antiguas situadas en la parte basal, por lo que se puede decir que el rejuvenecimiento del animal es constante.

La hidra verde vive únicamente en los cursos de agua dulce y normalmente se fija a plantas acuáticas. Se alimenta de pequeños crustáceos pertenecientes en su mayoría al género Daphnia, que captura ayudándose de las sustancias urtican¬tes que poseen los tentáculos.

Este organismo animal presenta dos tipos distintos de reproducción, de acuerdo a las condiciones ambientales. La asexual se lleva a cabo por gemación, pero también se ha comprobado que fragmentos de su cuerpo de tan solo 30 micras son capaces de regenerar un individuo completo. La reproducción sexual se realiza a partir de óvulos y espermatozoides que produce el mismo animal (es hermafrodita): estas células reproductoras no se forman en un aparato especial, sino que en un determinado momento aparecen unas protuberancias en el cuerpo que contienen los gametos.

El poder regenarativo de la hidra es tan grande que si se la invierte, como si de un dedo de guante se tratase, es capaz de seguir viviendo porque las células de dentro migran hacia fuera y viceversa.

Comments (0)

write a comment

Name E-mail Website Comment