Newsletter subscribe

Biografías, Cosmonautas, Espacio

Andrián Grigórievich Nikoláyev

Adrian Nikolayev, tercer cosmonauta soviético de la historia.
Posted: 16 septiembre, 2014 a las 12:45 pm   /   by   /   comments (0)

Andrián Grigórievich Nikoláyev (Андриян Григорьевич Николаев en ruso) nació el 5 de septiembre de 1929  en Sorseli, Chuvashia (Rusia)  y falleció el 3 de julio de 2004 en Cheboksary, Chuvashia (Rusia). Cosmonauta soviético con el grado de General de División condecorado con la Orden de Lenin, Orden de la Estrella Roja y Héroe de la Unión Soviética. Fue el tercer cosmonauta de la Unión Soviética al viajar al espacio en la misión Vostok 3, después de Yuri Gagarin (Vostok 1) y Gherman Titov (Vostok 2).

Desde su primer viaje al espacio en agosto de 1962 en la misión Vostok 3 hasta el 1 de junio de 1970 en la misión Soyuz 9 acumuló un total de 21 días, 15 horas y 20 minutos en el espacio. Consiguió permanecer cuatro días en la cámara de aislamiento en los entrenamientos que evaluan la capacidad de los cosmonautas  de permanecer largos períodos en el espacio en solitario. Estuvo en silencio y con conocimiento del tiempo que permaneció dentro lo que le valió el apelativo de Hombre de Hierro en los medios aeronáuticos soviéticos.

A pesar de que las numerosas peticiones de Gagarin y Titov fueron rechazadas, Andrián Nikoláyev logró ser en 1970 comandante de la Soyuz-9. En aquella ocasión estableció, junto con Vitali Sevastiánov, el récord de permanencia en el espacio, con 17 días, 16 horas y 59 minutos de vuelo. Después de ese histórico vuelo, los especialistas del Instituto de Problemas Médico-Biológicos introdujeron el término “el efecto Nikoláyev” para evaluar y definir los problemas del cuerpo humano para acostumbrarse de nuevo a la gravitación normal después de pasar numerosos días levitando en la ingravidez.

“El vuelo lo soportamos bastante bien, pero debo confesar que no nos esperábamos que después del aterrizaje iban a surgir dificultades para adaptarnos de nuevo a las condiciones de vida de la Tierra”, recordaría más tarde Andrián Nikoláyev.

Después de la desagradable experiencia de Nikoláyev y Vitali Sevastiánov, el equipo médico introdujo una serie de ejercicios físicos obligatorios en el programa a realizar en órbita, para que el regreso a la Tierra no se convirtiera en un suplicio.

“Era muy difícil levantarse del sillón. Después de 18 días de ingravidez todo el cuerpo se volvió muy pesado de pronto. Tenías la sensación de estar sentado en una centrifugadora bajo la influencia de una sobrecarga pequeña. Paulatinamente comenzó a desparecer y ya al sexto día dejó de existir”, afirmaba Nikoláyev.

Lo que no consiguió fue su sueño de volar a la Luna, aunque participó en el programa secreto de los soviéticos para los alunizajes.

Se casó en noviembre de 1963 con Valentina Tereshkova (la primera mujer en ir al espacio) con la que tuvo una hija, Elena Andrionova. Se divorciaron en 1982, año en que Andrián dejó el cuerpo de cosmonautas soviéticos.

De nacionalidad chuvash -un pequeño pueblo túrquico compuesto por 1,6 millones de personas-, Nikoláyev había sido invitado como árbitro de los V Juegos Agrarios Rusos que se celebran en Cheboksari, la capital de su natal Chuvashia. Fue allí, en el hotel Sport, donde el corazón le falló el 3 de junio de 2004. Fue enterrado en su ciudad natal de a pesar de que su hija quería que fuera enterrado en la Ciudad de las Estrellas. En homenaje, se le dio el nombre de Nikoláyev a un cráter lunar.

En vida recibió las principales condecoraciones de la Unión Soviética, entre ellas la Orden de Lenin, la Orden de la Estrella Roja y el título oficial de Héroe de la Unión Soviética.

Comments (0)

write a comment

Name E-mail Website Comment